Sábado 13 de julio de 2024

Los obispos africanos denuncian la explotación abusiva de los recursos naturales

  • 13 de marzo, 2024
  • Acra (Ghana) (AICA)
Las Conferencias Episcopales de África y Madagascar instaron a educadores, juristas y comunicadores a implicarse más en el cuidado relacionado con la explotación de los recursos del continente.
Doná a AICA.org

El Simposio de las Conferencias Episcopales de África y Madagascar (SCEAM) denunció la explotación abusiva de los resursos mineros y naturales en general en ese continente, a través de un seminario que tuvo lugar en Acra, Ghana, del 8 al 10 de marzo.

Ese importante acto reunió a aproximadamente cuarenta participantes, entre ellos obispos, sacerdotes y laicos, para deliberar sobre el nexo crítico entre la explotación de recursos naturales y los conflictos dentro del continente africano.

A lo largo de tres días, los asistentes participaron de debates sustantivos, que abarcaron una gama de temas pertinentes, incluida la explotación de minerales y otros recursos naturales en África; reflexiones teológicas; marcos y regulaciones legales; el compromiso de la Iglesia en este ámbito; iniciativas de promoción; así como estrategias para esfuerzos futuros destinados a abordar los desafíos multifacéticos asociados con todas esas situaciones, en particular con los conflictos y sus ramificaciones, derivadas de la explotación de los recursos naturales.

El arzobispo de Kinshasa y presidente de SCEAM, cardenal Fridolin Ambongo, subrayó el escenario paradójico en el que importantes inversiones extranjeras en petróleo, gas, minería y recursos naturales no logran beneficiar adecuadamente a las poblaciones locales del continente. 

El cardenal Ambongo enfatizó la necesidad urgente de que la Iglesia en África adopte un enfoque pastoral hacia la ecología integral y la conversión ecológica, informada por la Doctrina Social, particularmente en relación con las industrias extractivas.

Los participantes, provenientes de diversas regiones de África y más allá, identificaron desafíos clave asociados con la minería y la explotación de recursos naturales en el continente. También, intercambiaron experiencias sobre las respuestas existentes de la Iglesia a estos desafíos, dentro de ciertas Conferencias Episcopales y regiones del mundo. Se examinaron diversas situaciones en todo el continente, lo que condujo a la formulación de propuestas viables, destinadas a fomentar un futuro mejor para los creyentes de todas las denominaciones, los miembros de las comunidades religiosas y la población en general.

Entre esas propuestas, cabe destacar la promoción del establecimiento de un Día Continental de Oración y Solidaridad en África, para destacar cuestiones específicas en países individuales y amplificar las voces de los marginados. Además, existe un llamado a mejorar la educación sobre ecología integral, así como a una mayor participación de los profesionales legales y de los medios de comunicación en el monitoreo de la explotación de los recursos naturales y los esfuerzos de promoción.

El Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, socio clave y participante en este seminario, ha instado a la Iglesia en África a reforzar su compromiso para abordar cuestiones que perpetúan un sufrimiento inmenso, como los conflictos y los desplazamientos forzados de poblaciones.

Como destacó el presidente de la SCEAM, el objetivo general es garantizar que los abundantes recursos de África contribuyan al desarrollo económico, beneficien a la mayoría de su población, fomenten la paz y alivien la pobreza. 

Monseñor Matthew K. Gyamfi, obispo de Sunyani (Ghana) y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Ghana, se hizo eco de ese sentimiento en su discurso de bienvenida, afirmando la importancia del enfoque del seminario a la luz de las circunstancias prevalecientes en todo el continente y dentro de la Iglesia.

Ese seminario está organizado por SCEAM en colaboración y con el apoyo del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, Misereor, Catholic Relief Services (CRS), el Instituto Mosaiko para la Ciudadanía, el Centre d'Etudes pour l'Action Sociale (CEPAS), Denis Hurley. Peace Institute (DPHI) y la Red Católica para la Construcción de la Paz de la Universidad de Notre Dame.+