Domingo 21 de julio de 2024

El Papa aseguró que no habrá lugar para las ideologías en el Sínodo

  • 4 de septiembre, 2023
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Durante la rueda de prensa a bordo del avión de regreso a Roma, Francisco valoró el viaje a Mongolia y anticipó cuál es el espíritu que primará en la asamblea sinodal de octubre.
Doná a AICA.org

“No hay lugar para la ideología en el Sínodo”, cualquier que tome “un camino ideológico abandonará el diálogo sinodal”, aseguró el Papa Francisco, en la rueda de prensa que concedió en el avión de regreso a Roma tras su viaje apostólico a Mongolia.

En octubre se celebrará en el Vaticano una primera asamblea general del Sínodo y exactamente un año después se celebrará una segunda. El Papa precisó que en el proceso de la asamblea “hay una cosa que debemos cuidar y es el ambiente sinodal. Este no es un programa de televisión donde hablamos de todo, no. También hay un momento religioso. El protagonista del Sínodo es el Espíritu Santo”, subrayó.

"En el Sínodo, después de cada tres discursos, habrá de tres a cuatro minutos de silencio para la oración. Luego tres discursos más y más oración. Sin este espíritu de oración no hay sinodalidad, eso es política, eso es parlamentarismo. ¡El Sínodo no es un parlamento!”, recordó.

La priora de un convento carmelita le confió recientemente que sus hermanas tenían "miedo del Sínodo", miedo "de que cambiaran las enseñanzas". Según el Papa Francisco, detrás de tales ideas hay “ideologías”. “Al final, cuando la gente en la Iglesia quiere alejarse del camino de la comunión, es siempre por ideología. Están defendiendo una doctrina entre comillas, una doctrina como agua destilada que no sabe a nada. ¡Esa no es la verdadera enseñanza católica que está en el Credo!", sostuvo.

Respeto y admiración por el pueblo chino
Interrogado sobre las relaciones de la Santa Sede con China, el pontífice aseguró que son “respetuosas”. Un país hacia el que, asegura Francisco, “siento gran admiración”, y precisó que es necesario trabajar para que sus ciudadanos no piensen que la Iglesia no acepta su cultura o que dependen de otra potencia extranjera.

"Los canales con China son muy abiertos, para el nombramiento de obispos hay una comisión que trabaja desde hace tiempo con el gobierno chino y el Vaticano, luego hay muchos o mejor dicho hay algunos sacerdotes católicos o intelectuales católicos que son invitados a menudo a las universidades chinas a dar cursos. Creo que debemos avanzar en el aspecto religioso para entendernos mejor y que los ciudadanos chinos no piensen que la Iglesia no acepta su cultura y sus valores y que la Iglesia depende de otra potencia extranjera", expresó a bordo del avión junto a los periodistas.

También en el contexto de las relaciones diplomáticas, el Papa ha sido cuestionado por los vínculos con Vietman y la petición de los católicos para que visite el país asiático al igual que hizo con Mongolia. Al respecto, el Santo Padre dejó abierta esa posibilidad: "Si no voy yo, seguro que irá Juan XXIV. Es seguro que irá, porque es una tierra que merece ir, que tiene mi simpatía" reiteró Francisco, que recordó que su próximo viaje será en septiembre a Marsella y tal vez "a algún pequeño país de Europa". 

"Estamos viendo si podemos hacerlo pero, te digo la verdad, para mí ahora hacer un viaje no es tan fácil como al principio, hay limitaciones para caminar y esto limita, pero ya veremos", reconoció.

"Declaración tal vez no muy feliz"
Francisco también matizó sus declaraciones ante los jóvenes católicos rusos, en las que eensalzaba la herencia de la "Gran Rusia" y que no fueron comprendidas en Ucrania.

El Papa explicó que "cuando hablaba de 'Gran Rusia', se refería principalmente al arte, la literatura, la música"; lo digo en serio “quizás no tanto geográficamente, sino culturalmente”.

Una vez más el Papa reiteró su admiración por Fiódor Dostoievski, que defiende un "humanismo maduro". Pero tal vez la declaración, reconoció, "no fue feliz". “Me acordé de lo que aprendimos en la escuela: Pedro I, Catalina II. Este elemento puede no ser del todo correcto; No lo sé. Dejemos que los historiadores nos digan eso. Pero fue una adición que me vino a la mente porque la aprendí en la escuela”.

En cualquier caso, su principal preocupación era decir a los jóvenes católicos rusos: “Tomen su herencia en sus propias manos, tomen su propia herencia, es decir, no la compren en otro lado. Abraza tu herencia”. La cultura rusa es “de gran profundidad” y “no debería ser eliminada por problemas políticos”. Hay imperialismos qué quieren imponer su propia ideología y tantas veces la ideología se mete también en la religión”, aseveró el Santo Padre.

Los políticos y funcionarios de la Iglesia ucranianos habían criticado los comentarios del Papa, señalando que Vladimir Putin justificó su guerra de agresión contra Ucrania con el concepto de un gran imperio ruso.

El Papa también fue preguntado por la segunda parte de de la encíclica Laudato si’ que publicará el próximo 4 de octubre tal y como anunció la semana pasada en la audiencia general. Al respecto, el Sucesor de Pedro señaló que “será una revisión de todo lo que ha sucedido desde la Cumbre de París (2016), que fue quizá la más fructífera hasta hoy”.

El Santo Padre eligió esta fecha porque coincide con la conclusión del llamado 'Tiempo de la Creación', que se celebra desde el 1 de septiembre hasta el 4 de octubre, día en el que se conmemora a San Francisco de Asís.+