Domingo 21 de julio de 2024

Construyen en Belén una capilla dedicada a los santos y beatos croatas

  • 23 de abril, 2024
  • Belén (Tierra Santa) (AICA)
La edificación se viene realizando por iniciativa de los sacerdotes Tomislav Glavnik, coordinador de la Custodia de Tierra Santa para Croacia, y Sinisa Srebrenovic, custodio del Santo Sepulcro.
Doná a AICA.org

La comunidad de fieles croatas se sumó al proyecto de revitalización de los Campos de los Pastores en Belén (Tierra Santa), construyendo, con mucho esfuerzo y esmero, una capilla dedicada a los santos y beatos de esa nación balcánica.

En este emprendimiento, se unieron además de los croatas de Croacia, los de Bosnia y Herzegovina y los de la diáspora, siguiendo la idea de los padres franciscanos Tomislav Glavnik, coordinador de la custodia franciscana en Tierra Santa para Croacia y actual director de Caritas Croata, y Sinisa Srebrenovic, custodio del Santo Sepulcro. 

La idea de la capilla, surgida en el año 2018, comenzó a materializarse en 2020. La inauguración estaba planeada para noviembre del año 2023, momento en que en Israel ya estaba vigenge el acual conflicto armado.

El proyecto de revitalización de los Campos de los Pastores incluye seis capillas; la croata está ubicada en el centro de todas ellas y cuenta con dos plantas y con 65 metros cuadrados de vitrales. Tiene capacidad para 250 personas, sin contar el centro de reuniones para jóvenes, con todas las instalaciones necesarias.

Esta es otra demostración de los vínculos inquebrantables de Croacia con la patria de Jesús, arraigados profundamente en la historia y no solo en el corazón. Prueba de esta relación son el santo Nikola Tavelic, martirizado en Tierra Santa en el año 1391, el cual está enterrado en el monte Sion. 

Luego, en 1681, tres croatas de los alrededores de Sarajevo viajaron a Tierra Santa, en ese momento en manos del Imperio Otomano. Ya que Sarajevo formaba parte del mismo imperio, los croatas tenían el derecho de viajar sin restricciones y de comprar terrenos. Eso hicieron con el Huerto de Getsemaní, tierras que fueron luego donadas a los franciscanos croatas.

También se sabe que los peregrinos croatas son una presencia constante en Tierra Santa. En 1937, acompañados por el hoy beato Alojzije Stepinac, llegaron algunos de ellos en una peregrinación, que fue célebre por varias razones, entre otras porque en ese momento levantaron un altar en homenaje al entonces beato Nikola Tavelic.

En la capilla, hay una réplica de Nuestra señora de la puerta de Piedra, a la que se le atribuyen varios milagros y está en el santuario más pequeño del mundo, inserto en la propia muralla que protegió a Zagreb.

Los recursos para construir la capilla en Belén provienen de donaciones y del aporte de la República de Croacia. Las esculturas, los relieves y otras obras de arte fueron donadas por los propios artistas.

a capilla de los Santos y Beatos Croatas espera ahora mejores tiempos para su inauguración; tiempos de paz, que se ruega que vengan pronto.+