Sábado 13 de julio de 2024

Venezuela: XV Encuentro de Constructores de la Paz

  • 1 de junio, 2024
  • Caracas (Venezuela) (AICA)
"Debemos evitar que impere la dinámica de los bandos excluyentes, exhortó el presidente del episcopado venezolano en la apertura del Encuentro.
Doná a AICA.org

“Como creyentes no debemos perder nunca la esperanza de intentar mediar. Aunque algunos puedan ver en ello una debilidad o una derrota, con el Papa debemos afirmar que negociar es una palabra valiente. No hay que avergonzarse de negociar. En todo caso, es más vergonzoso que las cosas empeoren por no hacerlo”, expresó el arzobispo de Cumaná y presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), monseñor Jesús González de Zárate, en la apertura del XV Encuentro de Constructores de la Paz.

La jornada de reflexión, organizada por la Red de Acción Social de la Iglesia (RASI); con el objetivo de “animar al ciudadano a la participación ciudadana a favor de la convivencia pacífica y construcción de paz en el contexto país que vivimos”, reunió a representantes de organizaciones sociales y comunitarias, quienes compartieron ideas y experiencias sobre el desarrollo de redes para la democracia, la ciudadanía activa y la no violencia, desde un enfoque cristiano.

En la apertura, el viernes 31 de mayo, en el Aula Magna de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), el arzobispo González de Zárate recordó que “cada año es una ocasión privilegiada para orar, compartir la vida y reflexionar juntos, con el fin de reafirmar el decidido compromiso de estas organizaciones para promover una cultura de paz, de respeto mutuo, convivencia, tolerancia y reconciliación, haciendo realidad la bienaventuranza del Señor: Dichosos los que trabajan por la paz”.

Retomando las palabras del papa Francisco, el presidente de la CEV subrayó que “la paz no se construye nunca con las armas, sino tendiendo la mano y abriendo el corazón”. De ahí el llamado a “no perder nunca la esperanza de intentar mediar”. 

"Lo que afirmamos, dijo, para los países en situaciones de conflicto, lo debemos ver como posible también para nuestra situación venezolana marcada por tantos conflictos y tensiones".

Evitar las grietas
El presidente de la CEV también subrayó que "para que  la paz en nuestra sociedad venezolana sea posible", dijo "debemos evitar que impere la dinámica de los bandos excluyentes; la lógica de encerramos en nuestros planteamientos  y  posiciones". 

Por otra parte advirtió que "debemos  evitar convertir la  unidad en uniformidad: en la obligación que todos hagamos lo mismo y de la misma manera".

"Como organizaciones de la Iglesia y ciudadanos -subrayó- estamos llamados a anunciar que todos y cada uno de los venezolanos somos necesarios e importantes en la tarea de garantizar la paz social, que nadie debe quedar excluido de esta tarea" y agregó que promoviendo una amplia participación ciudadana, "podemos construir el bien común, la justicia, una sociedad menos violenta y polarizada".

De ahí su aliento a "trabajar para que quienes aquí vivimos conservemos el ánimo, la fortaleza, la esperanza y también para que quienes, por una u otra causa decidieron migrar, encuentren razones para volver". De ahí su llamado "a quienes tienen responsabilidades en la vida social, económica y política de la nación, que se respeten los derechos contemplados en la Constitución y las leyes, y se administren con honestidad los recursos que son de todos los venezolanos".

En la conclusión de sus palabras, el arzobispo retomó la participación en las próximas elecciones presidenciales: “El proceso comicial que se realizará el próximo 28 de julio debe ser una oportunidad para crecer como sociedad democrática, para lo cual se debe garantizar la adecuada aplicación de los principios y mecanismos democráticos consagrados en la Constitución y las leyes. Como ya lo ha hecho la CEV, invitamos a todos los venezolanos a participar activa y conscientemente en estos comicios donde se pone en juego la paz y bienestar de Venezuela”.

El programa del XV Encuentro Constructores de Paz, contó por la mañana, con tres conferencias en las que varios expertos ofrecieron sus consideraciones para “reconocer, valorar y visibilizar procesos en marcha en el país, con sentido esperanzador, propositivo y movilizador”, a saber: “ciudadanos: Iglesia, espiritualidad y discernimiento político”; “ciudadanos con rostro de joven, mujer, adulto mayor y persona con discapacidad”; “ciudadanos: comprometidos, participativos y en red”. 

En la tarde, los asistentes participaron en las mesas de discusión sobre diversos temas como el ejercicio del poder, escuela y comunidad, servicios públicos, salud comunitaria, salud mental, sinodalidad, voluntariado y participación cultural.

La RASI
Constituida en 2005, la Red de Acción Social de la Iglesia está integrada por Caritas de Venezuela, Fe y Alegría, Asociación Venezolana de Educación Católica (AVEC), Asociación Venezolana de Servicios de Salud de Orientación Cristiana (AVESSOC), Movimiento Juvenil Huellas, Grupo Social CESAP, Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), Conferencia Venezolana de Religiosos y Religiosas (CONVER), Consejo Nacional de Laicos (CNL), Organización Social del Colegio San Ignacio de Loyola (OSCASI), Hogar Virgen de Los Dolores, Pastoral Juvenil de la Conferencia Episcopal Venezolana y la Fundación Centro Gumilla. Desde su nacimiento, la RASI ha contado con el apoyo de la Conferencia Episcopal Venezolana y su Comisión de Pastoral Social.+