Sábado 13 de julio de 2024

El cariño a santa Teresita del Niño Jesús en Egipto

  • 30 de enero, 2024
  • El Cairo (Egipto) (AICA)
Los carmelitas descalzos en ese país africano han querido celebrar y recordar el 150º aniversario del nacimiento de la "santa de las rosas" (1873-2023) con varias iniciativas.
Doná a AICA.org

Los carmelitas descalzos de Egipto han querido celebrar y recordar el 150º aniversario del nacimiento de santa Teresita del Niño Jesús (1873-2023) con varias iniciativas.

Todos los meses del año pasado ha habido una conferencia sobre su figura, y también han organizado un concurso de pintura, con el tema “Santa Teresita del Niño Jesús y Egipto”, del que participaron varios artistas de la iconografía copta.

Los íconos presentados al concurso permanecerán en el templo de Santa Teresa del Niño Jesús, una basílica menor dedicada a la carmelita francesa, que se encuentra en El Cairo. Serán un signo visible del amor de los católicos egipcios por la pequeña Teresa, y también del amor que la "santa de las rosas" tiene por Egipto, explican los carmelitas de ese país.

El Carmelo Descalzo llegó a Egipto en 1926, un año después de la canonización de santa Teresa del Niño Jesús. Hoy, la basílica erigida en su honor es un punto de unión y comunión de los diversos ritos, tanto de los coptos católicos como de los ortodoxos, pero también para los mismos musulmanes, algunos de los cuales acuden a orar a esa iglesia. Todo ello constituye un signo de ecumenismo inspirado en la santa carmelita que, con su sencillez y amor, conquista los corazones de todos.

De hecho existe, en la red de subterráneos de El Cairo, la estación llamada “Santa Teresa”. Al salir del metro cairota en esa parada, se llega a la mencionada basílica, construida en 1930, a cuyo lado se levantó también un convento en 1939, que servía de lugar de tránsito para los misioneros que se dirigían hacia Oriente, por ejemplo a la India o a China.

Ante la cripta, donde hay una imagen de santa Teresita, debajo del altar, los visitantes, muy numerosos, se asoman, tocan el vidrio de protección, lo besan muchas veces, y hacen sus oraciones, según cuentan los frailes carmelitas.

Más información, en http://www.omp.es.+