Martes 27 de febrero de 2024

El derecho canónico debe ser más pastoral y misionero, pidió el Papa

  • 2 de diciembre, 2023
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El Santo Padre subrayó que la "suprema lex", a la que debe referirse todo derecho eclesiástico, es siempre la salvación de las almas.
Doná a AICA.org

El Papa Francisco dirigió un mensaje a Chiara Minelli, presidenta de la asociación Consociatio Internationalis Studio Iuris Canonici (CNR), una asociación fundada hace cincuenta años, con el objetivo de reunir a los especialistas en Derecho Canónico de las instituciones eclesiásticas y universidades civiles de diversas partes del mundo, en la promoción de una disciplina que el pontífice considera "importante para la vida de la Iglesia". 

Para celebrar el especial aniversario, la asociación se reunió este 1º de diciembre, en la sede del CNR, en Roma, para la conferencia “Cincuenta años de promoción del Derecho Canónico en el panorama global de las ciencias jurídicas”. Para la ocasión, el Papa expresó la esperanza de que sea un momento providencial de reflexión, "para renovar su cooperación en un ámbito tan delicado de la Iglesia".

"Aun cuando debe aplicarse una sanción severa a alguien que ha cometido un delito gravísimo, la Iglesia, que es madre, le ofrece la ayuda y el apoyo espiritual indispensables, para que en el arrepentimiento encuentre el rostro misericordioso del Padre", subrayó el pontífice en su texto.

“Sean conscientes -agregó- de que son instrumentos de la justicia de Dios, que está siempre indisolublemente unida a la misericordia”.

El derecho canónico debe ser más pastoral y misionero
“Se puede ser canonista, pero en el modo de razonar estar sin fe”, destaca Francisco en el mensaje, y añade: “Todas las dimensiones y estructuras eclesiásticas deben llevar a cabo una conversión pastoral y misionera, para llevar al mundo lo único que necesita: el Evangelio de la misericordia de Jesús".

"El Derecho Canónico está investido también de este mandato que el Maestro dio a su Iglesia. Por eso es necesario que sea más pastoral y misionera”, insistió.

"Ser pastoral -precisó Francisco- no significa dejar de lado las reglas y orientarse como uno quiere, sino que, al aplicarlas, es necesario asegurarse de que los christifideles encuentren en ellas la presencia de Jesús misericordioso, que no condena, sino que exhorta a no pecar más porque Él da la gracia”.

La ley suprema es la salvación de las almas
El Papa invitó a los miembros de la CNR a realizar siempre un sano discernimiento espiritual, para ayudarnos a identificar lo esencial en la vida cotidiana de la Iglesia, conscientes de que "el Pueblo de Dios vive en la historia. Por tanto, sus formas de vida y de organización no pueden ser inmutables". 

"Tengan siempre presente que la lex suprema a la que debe referirse todo derecho eclesiástico es siempre la de la salvación de las almas", reiteró el Papa.

Y añadió: “En el centro del Derecho Canónico y del Derecho Civil está la persona; la peculiaridad del Derecho Canónico es la persona redimida en Cristo, el fiel de la Iglesia”. 

“A través de las leyes -concluyó-, tanto la Iglesia como la sociedad civil pretenden alcanzar el bien común. Sin embargo, en la Iglesia no es sólo un orden externo que permite al individuo cumplir con sus obligaciones y ejercer sus derechos, sino que es expresión de la presencia de Cristo Salvador, realidad interior de la gracia, que es un bien común porque pertenece a todos los fieles”.+