Sábado 13 de julio de 2024

El Papa hace un llamado a la paz en el aniversario del desembarco de Normandía

  • 6 de junio, 2024
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
En una carta dirigida al obispo Jacques Habert, de Bayeux y Lisieux, Francisco recuerda los 80 años de la irrupción de las tropas aliadas, para condenar y rechazar la guerra de manera inequívoca.
Doná a AICA.org

El Papa Francisco conmemora el desembarco de las fuerzas aliadas en Normandía el 6 de junio de 1944 con una carta que fue leída durante una ceremonia en la catedral de Bayeux en vísperas del aniversario, en presencia de autoridades religiosas, civiles y militares.

Expresando su cercanía a todos los presentes en la ceremonia, el Papa reflexionó sobre el esfuerzo colectivo y militar que condujo a la liberación de Europa y sobre los inmensos sacrificios realizados.

"El aterrizaje evoca generalmente el desastre de este terrible conflicto global, donde tantos hombres, mujeres y niños sufrieron, tantas familias fueron destrozadas y se causó tanta destrucción", escribió en la misiva enviada a monseñor Jacques Habert, obispo de Bayeux y Lisieux,

Evocando la imagen de las ciudades de Normandía -Caen, Le Havre, Saint-Lô, Cherbourg, Flers, Rouen, Lisieux, Falaise, Argentan- y muchas otras, que fueron completamente destruidas junto con las vidas de innumerables víctimas civiles inocentes y de quienes sufrieron tremendos sufrimiento a causa de los bombardeos, el Papa subrayó la importancia de recordar estos hechos para condenar y rechazar la guerra de manera inequívoca.

¡Nunca más la guerra!
Citando la petición de san Pablo VI ante las Naciones Unidas en 1965: "¡Nunca más la guerra!" El Santo Padre lamentó el desvanecimiento de la memoria de los errores del pasado y expresó su preocupación porque la noción de una guerra generalizada se está normalizando cada vez más.

"Es realmente preocupante que a veces se vuelva a considerar seriamente la hipótesis de un conflicto generalizado, que la gente se vaya familiarizando poco a poco con esta eventualidad inaceptable. ¡La gente quiere paz! Quiere condiciones de estabilidad, seguridad y prosperidad en las que todos puedan cumplir tranquilamente con su deber y el destino", escribió.

Condenó la persecución de ambiciones ideológicas, nacionalistas o económicas que ponen en peligro esta posibilidad, calificándola de una grave falta contra la humanidad y un pecado ante Dios.

Oraciones
Luego, el Papa pidió oraciones por quienes instigan y perpetúan las guerras.

"Oremos por los hombres que quieren guerras, por los que las inician, las alimentan sin sentido, las mantienen y las prolongan innecesariamente, o se aprovechan cínicamente de ellas. ¡Que Dios ilumine sus corazones, les muestre la procesión de desgracias que causan!" imploró.

También pidió oración por los pacificadores, recordando que los pacificadores serán llamados hijos de Dios".

Y animando a los pacificadores a continuar sus esfuerzos para fomentar los encuentros pacíficos y el diálogo, el Santo Padre dijo: "Que persistan incansablemente en sus esfuerzos y que sus esfuerzos sean coronados por el éxito".

Finalmente, el Papa Francisco no dejó de pedir oraciones por las víctimas de todas las guerras.

"Oremos por las víctimas de las guerras; de las guerras del pasado y del presente. Que Dios acoja a todos los que han muerto en estos terribles conflictos, que venga en ayuda de todos los que hoy los sufren", y destacó cómo "los pobres y los débiles, los ancianos, las mujeres y los niños son siempre las primeras víctimas de estas tragedias".+