Martes 27 de febrero de 2024

UCA: presentación del tercer tomo de 'La verdad los hará libres'

  • 20 de noviembre, 2023
  • Buenos Aires (AICA)
El volumen completa la obra sobre la actuación de la Iglesia en los últimos procesos de violencia en la Argentina. Expusieron el P. Fabricio Forcat, Marcela Mazzini, el P. Carlos Galli y Nieves Tapia.
Doná a AICA.org

La Universidad Católica Argentina (UCA) y su Facultad de Teología presentaron el tercer y último tomo de “La verdad los hará libres: Interpretaciones sobre la Iglesia en la Argentina 1966-1983", editado por Planeta, el jueves 16 de noviembre en el Campus Puerto Madero.

Con la publicación del tercer tomo, se da cierre a la obra monumental e inédita sobre la actuación de la Iglesia Católica en los procesos de violencia en Argentina entre 1966 y 1983, dirigida por la Facultad de Teología de la UCA, a pedido de la Conferencia Episcopal Argentina y a partir del estudio de una vastísima documentación de los archivos desclasificados de la Iglesia. 

La apertura estuvo a cargo de Ignacio Tomé, director de Relaciones Institucionales de la casa de estudios, quien mencionó dos importantes aniversarios: los 40 años continuos de democracia y los 65 años de la fundación de la Universidad. “La UCA es, ha sido y será siempre un espacio de libertad y de diálogo”, expresó en referencia al libro, y agregó: "Hoy estarán presentes las víctimas, a quienes vamos a honrar haciendo memoria y clamando justicia”.    

Luego, el rector de la UCA, Miguel Ángel Schiavone, a través de un mensaje grabado, reconoció el esfuerzo detrás de la recopilación de información y la redacción de los tres tomos: “La verdad y el conocimiento nos harán libres. Este trabajo busca encontrar la verdad verdadera, sin mitificaciones, siguiendo la Palabra de Dios”, aseguró. 

Además, dos miembros de la comisión editora del libro, el padre Luis Oscar Liberti SVD y el doctor Federico Tavelli, participaron vía Zoom desde Alemania e Italia, respectivamente.  

“Este trabajo llevó varios metros de papel y varios centímetros de páginas digitales, minutos en la radio y en televisión, en nuestro país y en el exterior”, explicó Liberti. Por su parte, Tavelli agradeció a los colaboradores por el largo trabajo de investigación y de discusión durante los últimos seis años.

Panel de presentación de la obra
A continuación, se conformó un panel con algunos de los autores del último tomo: el presbítero Fabricio Forcat, perito de la Comisión de Fe y Cultura de la Conferencia Episcopal Argentina; Nieves Tapia, historiadora y fundadora del Centro Latinoamericano de Aprendizaje y Servicio Solidario (Clayss); María Marcela Mazzini, doctora en Teología y directora del Instituto de Investigaciones Teológicas de la Facultad de Teología, y el presbítero doctor Carlos Galli, decano de dicha Facultad , miembro de la Comisión Teológica Internacional y coeditor de los tomos.  

“Este libro es un punto de llegada, pero también uno de partida para nuevas interpretaciones y diálogos”, comentó la Dra. Mazzini, quien se refirió a las arduas conversaciones entre los autores durante la elaboración del tomo: “Tuvimos la sensación de descenso al infierno al ver los archivos. Todavía queda mucho por conversar, sanar y muchas voces para escuchar”.  

Por su parte, Fabricio Forcat se refirió a la organización del libro. Lo conforman 22 capítulos escritos por 28 autores y ordenados en grupos distintos. Algunos, con un enfoque más historiográfico, escritos principalmente por historiadores laicos; otros, más interdisciplinarios sobre la forma, raíces y análisis de la violencia de la época; y también unos de corte filosófico y teológico, relativos a la ética y a los derechos humanos. Además, incluye textos breves con testimonios de familiares de víctimas y de sobrevivientes. “Si queremos una iglesia sin pasado y sin pecado, no la vamos a encontrar”, aseguró Forcat. 

“Mi capítulo está a mitad de camino entre lo académico y lo testimonial, porque si bien me invitaron por mi rol de historiadora, estoy hablando también de una historia que viví personalmente”, confesó Nieves Tapia. La autora escribió desde el punto de vista de los niños y jóvenes que crecieron durante ese período, por lo que se enmarca dentro de una perspectiva historiográfica denominada “historia de las generaciones”.  

“Desde lo personal, me costó mucho escribirlo porque me llevó a un examen de conciencia, y me incluyo en todos los pedidos de perdón que ha hecho la Iglesia. Pero si hay algo de lo que no me arrepiento es de haber estado del lado de los que nos cansamos de las armas y nos juntamos para organizar peregrinaciones y luchar por la democracia y la paz”, agregó.   

Además, se refirió al contexto actual: “Estamos frente a una nueva generación de jóvenes que no vivió la lucha por la paz y la democracia, y que está cansada de ilusionarse por los frutos que la democracia no les ha dado pero que, hace 40 años, pensábamos que les iba a dar”. 

Por su parte, el padre  Galli contó cómo fue el proceso de obtención de los documentos y el momento en el que la Conferencia Episcopal Argentina le encomendó a la Facultad de Teología de la UCA hacer la investigación histórica. “Sabía que no iba a ser fácil y no lo fue, porque es un trabajo que se esperaba hacía décadas y que finalmente se iba a poner en obra. Pero con mucho trabajo, amor y sufrimiento, lograrnos abrirnos a la verdad mediante testimonios y archivos”, señaló.   

El sacerdote se refirió a la vocación y pasión que puso cada uno de los autores, y a los ecos de lectura que recibieron. Además, hizo algunas aclaraciones: “La posición oficial de la obra está en la introducción de los tomos. No convalidamos ninguna teoría de los demonios. Mostramos lo demoniaco de las diversas violencias y las implicaciones y actitudes que podemos tener los católicos frente a las reacciones de nuestros hermanos mayores de esa época. No callamos datos, los ordenamos en tres tomos. Son temas que van circulando con base en los archivos”.  

“En parte la misión está cumplida, pero la tarea está comenzando. El deseo no es dar una historia definitiva, sino que estamos abiertos a nuevas perspectivas, miradas y lecturas que contribuyan a un conocimiento más completo de la verdad histórica. Tomamos esta tarea como un servicio a la verdad, un servicio pastoral, a nuestra sociedad polarizada. Siempre se puede decir algo más: memoria, verdad, justicia y amistad social siguen abiertas”, concluyó, y anunció que, como decano de la Facultad de Teología, impulsará en el marco del Instituto de Investigaciones el estudio permanente del papel de la Iglesia en el país. 

Por último, monseñor Juan Guillermo Durán se acercó al panel para cerrar el acto. Tras agradecer a quienes participaron en la elaboración de la obra, hizo hincapié en el aporte de la misma a la historiografía: “Es necesario abrir espacios para que se pueda comprender y diferenciar qué y cómo sucedió todo, sin temer a lo que pueda encontrarse y concluirse, por más grave que sea”.  

Sobre “La verdad los hará libres”
“La verdad los hará libres” implicó un trabajo colectivo de seis años, a partir de un enorme trabajo de investigación de archivos y entrevistas inéditas. Esta es la primera vez que un reducido grupo de investigadores acceden a una documentación tan reciente, no solo de la Conferencia Episcopal Argentina, sino también del Vaticano gracias a la autorización del Papa Francisco.    

De hecho, los archivos estudiados no son aún “históricos”, es decir, conservados en el Archivo Apostólico Vaticano, sino que es documentación corriente guardada todavía en las oficinas donde se produjo. En el Vaticano solo es posible consultar los archivos hasta Pio XII (1939-1958); sin embargo, esta obra ha trabajado con la documentación de la época de Pablo VI, Juan Pablo I y Juan Pablo II en relación a la dictadura militar argentina, entre otros muchos fondos documentales.

Los dos primeros volúmenes narraron la historia a partir de diversos estudios. Este tercer tomo aporta reflexiones de académicos argentinos y extranjeros para comprender lo vivido.+