Domingo 21 de julio de 2024

Cáritas brinda ayuda humanitaria a los refugiados sudaneses

  • 23 de noviembre, 2023
  • Roma (Italia) (AICA)
A causa del conflicto que estalló en Sudán el pasado mes de abril, casi cuatro millones de personas se vieron obligadas a abandonar sus hogares y aldeas en busca de seguridad.
Doná a AICA.org

Casi 4 millones de sudaneses se vieron obligados a abandonar sus hogares y aldeas en busca de seguridad, a causa del conflicto que estalló en Sudán el pasado mes de abril. El éxodo ha consistido en una cuestión de supervivencia para las familias sudanesas, que debieron desplazarse a otras partes del país e incluso fuera de él, a países limítrofes, como la República de Chad.

Durante su huida, mientras se encontraban en el desierto, muchas personas no tuvieron acceso a las necesidades básicas, como un refugio adecuado, medicamentos y servicios de salud, alimentos o agua.

Ante el creciente número de refugiados que huyen de Sudán al Chad, el obispo de Laï y presidente de Cáritas Chad, monseñor Nicolas Nadji Bab, y otros funcionarios de Cáritas se reunieron con hombres, mujeres y niños vulnerables en centros de acogida temporal ubicados en la frontera entre ambos países.

En respuesta a la situación, Caritas Chad pudo proporcionar alimentos a más de 1.000 familias (unas 4.500 personas), así como otros artículos como mantas, lonas de plástico, mosquiteros, jabón, cloro para la desinfección del agua y bidones a más de 400 hogares.

Tras la visita ad limina de los obispos de Chad a Roma, el pasado mes septiembre, monseñor Nadji Bab puso de relieve la desesperada necesidad de apoyo humanitario de la población refugiada en Chad, en particular en los ámbitos de la salud y la seguridad alimentaria. 

“No tienen acceso a estructuras básicas que brinden atención médica, aunque varias diócesis tienen centros de salud y hospitales, y esto nos permite apoyar realmente a las personas necesitadas”, dijo. “También trabajamos en el área de la seguridad alimentaria, porque nuestra gente pasa hambre y, gracias a algunos asociados, estamos ayudando a consolidar la seguridad alimentaria”.

Ante los constantes enfrentamientos intercomunitarios en Sudán, el gobierno chadiano estima que el número de refugiados sudaneses y de retornados chadianos que habrán arribado al país a finales de 2023 podría alcanzar las 600.000 personas. Por lo tanto, Caritas se comprometió a continuar su apoyo continuo a los más necesitados, especialmente en la provincia de Ouaddaï, en el este de Chad, en una zona limítrofe con Sudán.

A través de su apoyo financiero y de la entrega de productos diversos, Caritas puede proporcionar a 1.500 familias de refugiados, retornados y comunidades de acogida (es decir, unas 7500 personas) alimentos durante un período de tres meses; artículos para el hogar y kits de refugio; agua y elementos de saneamiento e higiene (WASH, según sus siglas en inglés). 

Cáritas también llevará a cabo campañas de promoción de la higiene en las comunidades de asilados.

Monseñor Nicolas Nadji Bab expresó al respecto su profunda gratitud hacia todos los donantes que han apoyado y siguen apoyando el trabajo de Cáritas Internationalis en su país: “Muchas gracias a todos los que trabajan con Caritas Internationalis como asociados, y continúan apoyándola para que realmente pueda satisfacer las necesidades de nuestra gente”.

Para apoyar la campaña "Llamada de Emergencia de Cáritas para Chad", se puede realizar un donativo siguiendo este vínculo.+